sábado, abril 13Te mantenemos informado
Shadow

Clan Caroglio: estafas piramidales desde Luján al «Meta verso»

Un tendal de estafados dejó el Clan Caroglio que, vinculada a Leonardo Cositorto, operaba con las empresas We Are Capital y Criptocountry. Descubre los detalles de esta estafa masiva gracias a la investigación exhaustiva de Mendoza Today.

Clan Caroglio: estafas piramidales desde Luján al "Meta verso"
Clan Caroglio: estafas piramidales desde Luján al «Meta verso».

El Clan Caroglio está conformado por una familia oriunda de Lujan de Cuyo, es liderado por el Jefe de Familia Daniel Caroglio y sus 4 hijos, de los cuales 3 forman parte del clan: Giovanni Caroglio, Genaro Caroglio y Gitan Caroglio.

La Vene Vistalba

El clan Caroglio se dio en 2021, en contexto de pandemia y auge de las criptomonedas, con un BTC histórico de casi 69KUSD en noviembre de 2021. El clan operaba en ese tiempo en Calle Moreno 413 de la Ciudad de Mendoza y más tarde contó con oficinas en Puerto Madero calle Encarnación Ezcurra 365.

Estas estafas, asociadas a Leonardo Cositorto, involucraron a las empresas We Are Capital y Criptocountry, dejando un tendal de víctimas y descontento.

Mendoza, ha destacado últimamente por la proliferación de estafas en la última década. Los casos resonantes de Ganancias Deportivas, Zoe Capital, Adhemar Capital, We Are Capital y Criptocountry, han dejado a cientos de personas en situación de fraude y decepción.

La trama de estos esquemas piramidales es similar en todos los casos: promesas de retornos extraordinarios y altos beneficios a través de la captación de nuevos inversores. El modus operandi incluye el uso de redes sociales para expandir la pirámide y prolongar su tiempo de vida, mientras los estafadores acumulan ganancias.

Giovanni Caroglio, presentado como CEO de We Are Capital y Criptocountry, lideraba estas empresas fraudulentas, mientras que Genaro y Gitan también participaban activamente en su funcionamiento.

Uno de los aspectos más sorprendentes de esta historia es el vínculo entre el clan Caroglio y Leonardo Cositorto, ex CEO de Zoe Capital, quien actualmente se encuentra detenido por estafa y asociación ilícita. La conexión entre ambos refuerza la magnitud de esta red de engaños y la complejidad de sus operaciones.

A medida que la investigación avanzaba, se descubrieron más detalles sobre cómo el clan Caroglio reclutaba cómplices y engañaba a sus víctimas. Personas de confianza, como Federico Fuentes, Ignacio Manduca y Francisco Fonseca, eran reclutadas para captar nuevas víctimas mediante equipos de ventas. Estas personas eran atraídas con promesas de comisiones generosas y proyectos disruptivos en América Latina.

clan 54
El Clan Caroglio: Daniel, Genaro y Gitan. Gentileza.

Desafortunadamente, el destino de aquellos que confiaron en We Are Capital y Criptocountry fue desolador. A medida que se revelaba la verdad sobre estas empresas, los estafados comenzaron a reclamar sus pérdidas. Giovanni Caroglio, quien mantuvo contacto con las víctimas, ofrecía excusas y prometía resolver los problemas, pero las deudas y el descontento persistieron.

La magnitud de estas estafas ha dejado secuelas económicas y emocionales en muchas familias. Los montos incautados de forma indebida han alcanzado cifras considerables, como los 70.000 USD que una familia mendocina perdió injustamente.

«Meta verso»

Las pruebas recolectadas revelan el funcionamiento de estas estafas. We Are Capital se presentaba como un fondo de inversión que ofrecía un 8% mensual en dólares, respaldado por un «contrato de mutuo» firmado por Giovanni Caroglio y una escribana local. Por otro lado, Criptocountry se presentaba como una sofisticada venta de activos digitales en un metaverso, prometiendo un incremento de valor.

Sin embargo, ninguno de estos proyectos se concretó, dejando a los inversores con pérdidas significativas mientras la familia Caroglio se enriquecía.

Investigaciones dilatadas

A pesar de la captura de Leonardo Cositorto y Claudio Álvarez, dos piezas clave en este entramado, Giovanni Caroglio continúa en libertad, generando interrogantes sobre la justicia en Mendoza.

Aunque fiscales de otras provincias han actuado enérgicamente contra casos similares, la Fiscalía Penal y de Delitos Económicos N°15 de la Ciudad de Mendoza ha interpretado de manera distinta el Código Penal, dilatando las investigaciones y generando frustración entre los estafados.

El caso del clan Caroglio y sus estafas piramidales revela la necesidad de una acción judicial decidida para proteger a los ciudadanos y prevenir futuros engaños. En tanto desde Mendoza Today aseguraron que seguirán investigando y brindando información confiable sobre este y otros casos de relevancia en la provincia.


17 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *