lunes, junio 24Te mantenemos informado
Shadow

Volverían a clase los alumnos de la escuela Salomé de Vega en Mayor Drummond

Está previsto que la obra concluya luego del receso invernal. Abarca 400 m2 de techo y cielorrasos con una estructura liviana. También se hizo la instalación de un nuevo sistema eléctrico, con cableado incluido, y la reparación integral de los sanitarios. Inversión que supera los $10 millones.

escuelaC 0305 700x465 1

El recambio completo de la cubierta de la escuela 1-156 María Salomé Alberti de Vega, de Luján de Cuyo, muestra un avance actual de 90% y la Subsecretaría de Infraestructura Elemental tiene prevista la entrega para luego de las vacaciones de invierno, con el objetivo de que la comunidad educativa retome las actividades en las remodeladas instalaciones.

Además del remplazo de los 400 m2 de techos y cielorrasos existentes, la obra incluyó la instalación de un nuevo sistema eléctrico en todo el establecimiento escolar de Mayor Drummond, con cableado que va por bandejas metálicas. La intervención abarcó también la remodelación integral de los grupos de sanitarios.

En tanto, por estos días, la firma encargada de la obra Omega SA, inició el pintado de todo el edificio escolar ubicado en la esquina de Terrada y ruta 60.

Estructura más liviana pero con la misma seguridad


La contratista realizó el desmontaje de la cubierta existente, y la remplazó por paneles de chapa de zinc con aislante inyectado y cabriadas metálicas, con el objetivo de que sea una estructura más liviana y al mismo tiempo garantice seguridad.

Se beneficiarán más de 400 alumnos de nivel primario. Terminarán demandando una inversión que supera los $10 millones, que están siendo financiados con fondos provinciales.

Durante toda la intervención en los techos de la escuela Salomé de Vega, la Dirección General de Escuelas e Infraestructura Elemental decidió que los docentes y alumnos tuvieran clases con la modalidad virtual, con el objetivo de no entorpecer las tareas de la firma contratista.

Otros veinte establecimientos fueron intervenidos

Las tareas que se realizan en la escuela Salomé de Vega forman parte de un plan de acción que fueron licitados por coeficientes de impacto individuales para la intervención de edificios escolares ubicados especialmente en Maipú, Luján de Cuyo y Godoy Cruz, con una inversión oficial que supera los $100 millones.

Estas intervenciones abarcan desde la refuncionalización de los grupos sanitarios existentes y de conexiones eléctricas, hasta la impermeabilización y, en algunos casos, recambios completos de cubiertas de techo.

escuela salome de vega DSC 0297 700x465 1

También se hacen reparaciones de sistemas de desagües cloacales y playones deportivos, cierres perimetrales, desagües pluviales y carpintería de puertas y ventanas, entre otras refacciones.

Avances en otra escuelas de Luján

Entre los inmuebles que se han beneficiado con estas reparaciones aparecen las escuelas Fernández Lettry y Teresa O´Connor, de Luján de Cuyo, la Custodia Zuloaga y la Raúl Alfonsín, de Maipú, y la Emaus y Federico García Lorca, ambas de Godoy Cruz.

En tanto, también siguen en marcha los arreglos en la Estación Ugarteche, de Luján, y la Lafinur, de Maipú, entre otros edificios educativos.


7 Comments

  • Carolina

    Primero que nada celebrar las refacciones y reparaciones de los edificios escolares de educación publica tan necesarias e historicamente postergadas gestión tras gestión. No obstante, una obligación de DGE y muchos derechos vulnerados en estos niños y niñas. , por un lado, la falta de planificación de las obras fuera del calendario escolar, los/as alumnos/as perdieron mas de dos meses de clases presenciales, no hay indicadores posibles para justificar esto. Muchas familias afectadas laboralmente por la falta de planificación en la ejecución de la mismas.La modalidad virtual no se impartió jamas, fundamentada en la falta de conectividad en este establecimiento, los/as alumnos/as solo recibian por wassap una actividad diaria, aveces cada dos días, que enviaban las docentes por wassap. Durante algunas semanas asistieron presencialmente un grado por dia, realmente las pérdidas para 400 alumnos/as son incalculables y solo responden a la falta de planificación.

  • Javier

    Es una buena iniciativa la reparación de la escuela, pero las autoridades de la DGE la llevaron a cabo de manera totalmente arbitraria, en pleno ciclo lectivo y sin aviso previo. Los padres y padres nos enteramos de las obras una semana después de que habían sido suspendidas las clases. Nuestro niños y niñas ya llevan tres meses sin clases, luego del año y medio de pandemia. ¿Por qué no lo hicieron en periodo de vacaciones o durante la pandemia? Más allá del esfuerzo de la directora y las maestras, las clases «virtuales» son equivalentes a estar sin clases. La DGE no se preocupó por proveer acceso a Internet, no efectuó ningún planteo pedagógico alternativo y obligó a las docentes a trabajar en la escuela en condiciones precarias. Prepotencia, soberbia y mala gestión. El impacto en las familias y en la formación de niños y niñas es incalculable. La Dirección General de Escuelas sigue vulnerando derechos.

  • Valeria Perrone

    Es muy cierto lo que comentan anteriormente. La educación de los niños de esa escuela ya estaba deteriorada, como en todas las escuelas, por la pandemia y ahora se vio incrementado el daño educativo. La educación de calidad no se logra con lindos edificios solamente ni con sumar días extras de clases sino con que el tiempo oficial de clases se den los contenidos y el intercambio social docente-alumno/a como corresponde. Por otro lado la noticia está totalmente inflada porque a esa institución no asisten más de 200 alumnos. Tienen un curso solamente de cada año desde sala de 4 a 7° grado repartido entre los dos turnos con alrededor de 20 alumnos cada curso.
    Una pena cuando la información no es totalmente real.

  • Mariana Costarelli

    Adhiero totalmente a las opiniones anteriores. Y sumo a los derechos vulnerados de l@s alumn@s, el atropello con el cual se llevó a cabo todo. Esto deja en claro los dobles discursos de cuando se toman ciertas decisiones. En plena pandemia aclamaban que era indispensable la vuelta a clases por sociabilizacion,por educación y en muchos casos por comida. De repente ahora,todo eso dejó de tener importancia dejandolos 3 meses sin clases.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *