jueves, mayo 23Te mantenemos informado
Shadow

Identificaron a los sospechosos del crimen de Esteban Olivera

Vivía en Las Heras y se dirigía a su trabajo en Luján de Cuyo.

La esquina donde se produjo el hecho de sangre.

Se trata de los sospechosos del crimen de Esteban Olivera, ocurrido el 8 de abril en la mañana, cuando se dirigía a Luján de Cuyo. Uno de los sospechosos es menor de edad. Venían siendo sindicados por asaltos en la zona. Las pruebas que los complican en el expediente.

La Vene Vistalba

Un video, varios llamados al 911 y los testimonios se sumaron al expediente como pruebas sobre las que trabajaron a lo largo de una semana los detectives de Homicidios por el crimen de Esteban Emilio Olivera (40), ultimado a balazos por delincuentes que lo asaltaron en Las Heras.

Los sospechosos fueron identificados y se encuentran con pedido de captura, uno de ellos reside en el asentamiento Güemes, ubicado a escasos metros del lugar donde mataron a Olivera, zona donde venían registrando hechos delictivos.

Si bien se reservan las identidades por pedido de los pesquisas, por los constantes asaltos en la zona empezaron a quedar complicados en el expediente, que lidera el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello. Hasta los vecinos, cansados de los robos, realizaron un corte y quema de neumáticos tras el homicidio.

Los sospechosos son un menor de edad y un adulto, quienes en el último tiempo salían a delinquir juntos, sostiene la información a la que accedió El Sol.

Los maleantes interceptaban a las víctimas en las inmediaciones de la parada del Metrotranvía, en calle Avellaneda, ubicada a escasos metros del lugar donde mataron a la víctima. Olivera iba a tomar ese transporte para dirigirse a su trabajo en Luján de Cuyo.

Fuentes allegadas al expediente describieron que en la filmación del 8 de abril, se observa a la víctima caminando hacia la parada del Metrotranvía y a dos sujetos que vienen de frente. Al pasar cerca de Olivera, uno de los individuos se detiene, extrae un arma de fuego de entre sus prendas –sería una pistola calibre 22– y le apunta al hombre.

La víctima continúa su camino, como intentado evitar la acción delictiva, pero el maleante le propina un primer disparo en una pierna. Acto seguido, intenta robarle las pertenencias, pero Olivera se resiste y el ladrón le da otro balazo en el pecho, que resultó letal.

Cuando policías arribaron al lugar, dieron con Olivera tendido en una esquina, con dos balazos: uno en tórax y otro en una pierna.

Los efectivos pidieron una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC), pero los médicos sólo pudieron constatar el deceso del hombre.

Fuente: El Sol


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *