sábado, noviembre 27Te mantenemos informado

Luján se ilumina de violeta para concientizar sobre los bebés prematuros

La Semana del Prematuro se celebra del 14 al 21 de noviembre, y los vecinos podrán encontrar los edificios Municipales iluminados de violeta, tanto para el Parque Cívico de calle Boedo o la UMA en calle San Martín.

El HCD aprobó en octubre que se difunda el apoyo a la campaña de la SEMANA MUNDIAL DEL PREMATURO, impulsada por la Asociación Civil Red Manos Unidas que se desarrollará durante el mes de noviembre en todo el ámbito provincial y en el departamento lujanino.

Por ello, los vecinos podrán observar que se iluminarán de color violeta algunos edificios municipales durante la semana del 14 al 21 de noviembre, tales como el parque cívico Municipal o en su defecto la UMA a fin de concientizar y promover la mejor atención de los Primeros Mil Días de los bebés, para el más óptimo desarrollo infantil saludable.


La iniciativa aprobada otorga el apoyo a la campaña de la «Semana Mundial del Prematuro» impulsada por la Asociación Civil Red Manos Unidas se desarrollará durante el mes de noviembre del corriente año, para el más óptimo desarrollo infantil saludable.

“Esta asociación dona cunas confeccionadas por personas privadas de su libertad al hospital Lagomaggiore” indicó la autora del proyecto, Cecilia Páez.

Cuidar los primeros 1000 días de vida

Desde los 0 a 3 años, se desarrollan y aprenden con mayor rapidez las habilidades cuando los niños y niñas reciben afecto, comprensión, cuidado, estimulación en un medio ambiente enriquecedor y atención de la salud. Por eso es esa conexión que se construye entre el bebé y el adulto referente lo que hace toda la diferencia y potencia su desarrollo.

Los 1000 días son los necesarios para una vida plena, cuando el niño o niña recibe una buena crianza tiene más posibilidades de sobrevivir, de crecer de una manera saludable, de desarrollar plenamente su capacidad de pensamiento, verbal, emocional y sus aptitudes sociales.

Esto significa asegurarles buena salud, nutrición adecuada y protección, pero también afecto, estimulación y experiencias emocionales positivas y enriquecedoras.

Durante la etapa prenatal y los primeros dos años de vida estas experiencias son fundamentales para el desarrollo cognitivo, del lenguaje y de las destrezas sociales y emocionales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.