viernes, enero 28Te mantenemos informado
Shadow

Lucio Dupuy fue hospitalizado 5 veces antes de fallecer

El crimen del niño de 5 años, Lucio Dupuy conmocionó al país, por la crueldad del trato hacia el menor por parte de las personas a cargo y el proceder de la justicia. Ya habían claras alertas porque el niño había sido hospitalizado cinco veces por golpes y violencia.

La madre biológica del niño y su pareja quedaron detenidas.La madre biológica del niño y su pareja quedaron detenidas.

Durante la madrugada del sábado 27 de noviembre, la madre llevó al pequeño convulsionando a una sede policial. Le hicieron RCP y lo trasladaron a un hospital, donde se certificó su muerte. Las acusadas del crimen son su madre, Magdalena Espósito, y la novia de ella, Abigail Páez. Ambas están detenidas y debieron trasladarlas a San Luis porque corrían peligro por la ira de la gente en su provincia. El pequeño fue ultimado a golpes y había antecedentes de otras palizas recibidas.

Tal es así que su padre, Christian Dupuy, había realizado denuncias en la Justicia y también solicitó la tenencia de su hijo, para sacarlo de la violencia a la que era sometido por su madre y la pareja de ella. No tuvo respuesta de la Justicia y el niño murió.


En agosto, una vecina llamó a la Policía porque escuchó que estaban golpeando a Lucio. Los uniformados fueron hasta la casa de la madre del niño y se fueron. Además, la historia clínica del nene certifica que fue atendido por traumatismos varias veces entre diciembre de 2020 y marzo de 2021, pero no existió un seguimiento integral de esos antecedentes de parte de las autoridades judiciales y de la niñez en La Pampa, hasta que el viernes pasado lo terminaron matando.

Abigail Páez, novia de la madre de Lucio, Magdalena Espósito.

Últimos ingresos de Lucio al hospital

Según publicó TN, el 15 de diciembre de 2020 Lucio Dupuy entró a la guardia del hospital por «traumatismos de miembro superior» y una «fractura expuesta en dedo de la mano». Tres días después, un informe del hospital Lucio Molas de Santa Rosa complementa ese diagnóstico: le encontraron una «fractura a nivel de la muñeca y de la mano» y «fracturas en otros huesos del carpo».

El 22 de enero de 2021 el nene volvió a ser asistido, esta vez en una salita del barrio Río Atuel cerca de donde vivía. Allí se constataron «traumatismos de miembro superior», además de traumatismo superficiales por «trauma».

Apenas diez días después regresó al hospital Evita por un «traumatismo/herida de región no especificada del cuerpo», un diagnóstico poco preciso pero asentado también bajo el protocolo T14-1 que implica «traumatismo/herida de región no especificada del cuerpo». Esto puede hacer referencia a cortes, heridas, heridas por punción, laceraciones o mordeduras de animales, entre otras según la Clasificación Internacional de Enfermedades. Esto fue el 1° de febrero de 2021.

La última consulta médica asentada fue el 23 de marzo, también al Evita por traumatismo. Allí se le diagnosticó «mallet finger«, una deformidad en el dedo que se genera por una fractura ósea de la falange distal. Es decir, las fracturas que presentó Lucio en diciembre nunca fueron tratadas ni tenidas en cuenta por la mamá y su pareja. Ese día también se le realizaron varios estudios, entre ellos una radiografía de codo, antebrazo, muñeca, mano y dedos, entre otras zonas del cuerpo.

“En mis casi 30 años de profesión nunca vi algo así”, afirmó a la agencia de noticias Télam el forense Juan Carlos Toulouse, quien confirmó que entregó el informe de la operación de autopsia al Poder Judicial de La Pampa, en el que se certificará que la muerte de Lucio fue por “politraumatismos y una hemorragia interna”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.